";

Día de las Personas Cuidadoras, la importancia de cuidar a quienes cuidan

Dia-del-Cuidador_051121
05-11-2021

España cuenta con 1.356.473 de personas con una dependencia reconocida, de las cuales, 232.243 no reciben ninguna prestación. Los datos, correspondientes a diciembre del 2020, proporcionados por la plataforma EpData, ponen de manifiesto una doble realidad: por un lado, la elevada cifra asociada a la dependencia y, por otro, la ineficacia del sistema a la hora de proporcionar asistencia a quienes la precisan, consecuencia de la falta de recursos y de una excesiva burocracia. Derivada de esta situación, los cuidados recaen en muchas ocasiones en la familia y, particularmente, en las mujeres, quienes representan a más del 80% de las personas cuidadoras no profesionales.

Hoy, 5 de noviembre, Día de las Personas Cuidadoras, desde el Consejo General de Colegios de Habilitados de Clases Pasivas nos sumamos al reconocimiento del trabajo de estas personas, profesionales y no profesionales, recordando la entrevista realizada a Aurora González Eirín, Gestora del Multicanal SerCuidadorA de Cruz Roja, recogida en el noveno boletín de “Expertos en Pensiones”. Incidiendo en la importancia del autocuidado, Eirín considera fundamental que "las personas cuidadoras reserven parte de su tiempo para cuidarse a sí mismas, aprendan a delegar tareas, a expresar sus emociones, a mantener una actitud positiva y a poner límites. Si no ponen en marcha medidas de autocuidado, corren el riesgo de sufrir una sobrecarga emocional que deriva en el síndrome del cuidador quemado, dañando su propia salud y teniendo como consecuencia no tratar de forma adecuada a la persona a la que cuidan”.

De hecho, un alto porcentaje de las personas cuidadoras en el ámbito familiar experimentarían situaciones de estrés y sobrecarga al compaginar dicha labor con otras responsabilidades. Un impacto emocional que, a su vez, derivaría en sentimientos de culpabilidad, tal y como apuntan desde la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología, al no saber actuar ante determinadas situaciones o decidir tomarse un tiempo libre.

Destaca, además, González Eirín la necesidad de identificar y buscar herramientas y recursos valiosos para favorecer el autocuidado. De esta manera, a fin de ayudar a las personas cuidadoras no profesionales, desde el multicanal SerCuidadorA ponen a disposición de la ciudadanía toda una serie de recursos, como guías de apoyo, recomendaciones para un buen cuidado, así como un cuestionario mediante el que el cuidador puede conocer el riesgo de padecer sobrecarga. Además de estas publicaciones, la plataforma también cuenta con un teléfono gratuito, una línea de WhatsApp y dos direcciones de correo electrónico, orientados a “mejorar la capacidad de la persona cuidadora para la gestión de los cuidados y reducir la intensidad/carga de trabajo que le provoca”, expone Eirín.

El gran reto de la dependencia

Los últimos datos publicados por el INE sitúan en más de un 30% la tasa de dependencia a partir de los 64 años, un porcentaje que, previsiblemente, seguirá incrementándose en los próximos años como consecuencia del envejecimiento de la población. Ante esta realidad, urge fortalecer el sector de los cuidados, mejorando las condiciones de sus profesionales y favoreciendo a su vez la formación de quienes, sin serlo, dedican una parte importante de su tiempo a cuidar de un ser querido.

A fin de fortalecer el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), el Gobierno aprobaba a principios de este año el Plan de Choque en Dependencia 2021-2023, que, entre sus objetivos, contempla un incremento de la financiación, mediante el que reducir las listas de espera, mejorar las condiciones de los profesionales que integran el SAAD y perfeccionar los servicios prestados.